Print Back to top
News Article

Programa de reducción de plomo en el 2020

La iniciativa de salud pública más grande en la historia de Denver Water reemplaza 5,200 líneas de servicio de plomo y logra mucho más ante la pandemia.

Read this story in English

En un año en el que tanto se canceló o se detuvo, hubo un programa que permaneció firme para los residentes del área de Denver: el Programa de reducción de plomo.

El primer año de la iniciativa innovadora de salud pública ha sido un gran éxito — a pesar de la pandemia del COVID-19 que pegó cuando el programa se estaba poniendo en marcha

“Alcanzar los muchos y ambiciosos objetivos del primer año del programa — que por sí mismos son de una escala y alcance nunca antes imaginados — y tener éxito mientras se desarrolla una pandemia global, es absolutamente extraordinario,” dijo Jim Lochhead, el director ejecutivo y gerente de Denver Water. “Los elementos de este programa se han implementado en escalas pequeñas en todo el país, pero nada con este rango de amplitud que involucre tantas líneas, tantos clientes y tantos métodos para proteger a nuestras familias, amigos y vecinos del riesgo del plomo”. 

Image
cartel de la calle - Tu vecindario es nuestra próxima parada
Parte de una campaña para informar a las personas sobre el Programa de reducción de plomo en el agua de Denver en varios idiomas. Foto: Denver Water.

A continuación, un resumen del éxito del programa en cifras: 

5,200

A fines de noviembre, se reemplazaron  más de 5,200 líneas de servicio de agua que contenían plomo en su área de servicio, sin costo directo para el cliente — sobrepasando la meta del programa de 4,477 reemplazos por año. 

Aunque no existe plomo en el agua que Denver Water entrega a sus clientes, el plomo puede llegar al agua potable al pasar por las líneas de servicio de agua, que son propiedad de los clientes, y la plomería interna y accesorios que contienen plomo. 

La línea de servicio es la tubería que lleva agua desde la cañería maestra de la calle hasta la propiedad o negocio. Se llevarán otros 14 años, hasta 2035, para reemplazar las 64,000 a 84,000 líneas de servicio de plomo estimadas que existen en el área de servicio de Denver Water. 

Image
Denver Water Crew member holding copper pipe in customers basement.
En 2020, el Programa de reducción de plomo de Denver Water reemplazó alrededor de 5,200 líneas de servicio de plomo sin cargo directo para el cliente. Foto: Denver Water.

Sin la implementación del programa para acelerar los esfuerzos de reemplazo, Denver Water estima que habría tardado décadas en reemplazar todas las líneas de servicio de plomo en su área de servicio, ya que sus equipos las reemplazan cuando las encuentran durante el mantenimiento rutinario o los trabajos de emergencia.   

A principios de la pandemia, clientes que esperaban el reemplazo de sus líneas de servicio con plomo por líneas de cobre estaban cautelosos al tener que permitir la entrada de los contratistas en sus hogares por las órdenes de permanecer. 

En respuesta a esto, el programa dio un giro para enfocarse en trabajo que se pudiera realizar a distancia, como recopilar formularios de consentimiento y comunicarse con los clientes con respecto al trabajo — permitiendo que el trabajo de reemplazo se llevará a cabo rápidamente una vez que éste pudiera reiniciarse. Los trabajadores se concentraron en encontrar y reemplazar las líneas de servicio de plomo en las escuelas y en los negocios que se encontraron vacíos debido a la pandemia.

También se instituyeron nuevos lineamientos, como el uso obligatorio de cubrebocas para los clientes y trabajadores cuando se reiniciara el trabajo dentro del hogar. 

100,000 

Más de 100,000 jarras con filtros certificadas para eliminar el plomo se distribuyeron a los clientes inscritos en el programa para que lo usaran para beber agua, cocinar y en la preparación de la fórmula para biberones. Los filtros de reemplazo se continuarán enviando cada seis meses, hasta que sus líneas con plomo sean reemplazadas con una línea de cobre.

Image
Mujeres bebiendo agua en una cocina.
Se entregaron jarras de agua y filtros certificados para eliminar el plomo del agua a los clientes inscritos en el Programa de reducción de plomo. Se debe usar agua filtrada para beber, cocinar y preparar la fórmula infantil hasta seis meses después de que se reemplaza la línea de servicio de plomo. Foto: Denver Water.

13,000

Antes de que el COVID-19 llegara, los planes de difusión del programa incluyeron esfuerzos para ponerse en contacto con diferentes comunidades a través de reuniones en persona con grupos comunitarios y vecindarios. La pandemia no detuvo este esfuerzo, sino que el equipo examinó los planes y los cambió por presentaciones virtuales con sesiones de preguntas y respuestas. 

Durante el verano, se llevaron a cabo reuniones de una hora en inglés y con interpretación al español en los vecindarios dónde estaban previstas y en marcha los reemplazos, cuales terminaron atrayendo a más de 8,800 personas. (Vean las reuniones aquí.) 

El programa no se detuvo aquí. 

Denver Water también ha creado un Programa de embajadores que se asocia con organizaciones comunitarias de confianza, como iNOW y CREA Results, para ayudar a eliminar barreras adicionales y comunicarse con personas que hablan otros idiomas. 

Image
Para asegurarnos de que su agua no tenga plomo, empezaremos por sus tuberias.
La campaña de información del Programa de reducción de plomo utiliza regularmente inglés y español para ayudar a informar a los clientes. Foto: Denver Water.


Estas dos organizaciones se comunicaron con otras 4,200 personas a través de sus eventos, videos y otras iniciativas. 

En total, estos pasos y eventos nos ayudaron a alcanzar a más de 13,000 personas durante el primer año.

5 millones 

La información del programa se difundió regularmente con los clientes a través de 5 millones de correos, comunicaciones digitales y llamadas telefónicas, tanto en inglés como en español. 

La comunicación en dos idiomas permite que Denver Water alcance al 95% de los hogares inscritos en el Programa de reducción de plomo. 

≥ 8.5 

Denver Water también ha elevado el pH del agua que envía a los clientes para que se sitúe en un rango entre 8.5 y 9.2, con un objetivo de 8.8. Este cambió reforzó un revestimiento protector existente en las líneas de servicio, las tuberías domésticas y los accesorios que son propiedad de los clientes, reduciendo la posibilidad de que el plomo llegue al agua potable. 

El cambio no afecta el sabor u olor.
 

Image
Como parte del Programa de reducción de plomo, Denver Water aumentó el pH del agua que entrega a los clientes.
Como parte del Programa de reducción de plomo, Denver Water aumentó el pH del agua que entrega a los clientes. Foto: Denver Water.

¿Qué es lo que sigue? 

En 2021, el programa reemplazará líneas de servicio de plomo en varios vecindarios, que incluyen Baker, Barnum, Barnum West, Congress Park, East Colfax, Elyria-Swansea, Globeville, Park Hill, Sunnyside, West Highland y Whittier. 

“Denver Water tiene un historial de liderazgo, superación de retos y de lograr nuestros objetivos, todo ello gracias a nuestros dedicados e increíbles empleados", afirmó Lochhead. “Hemos cumplido nuestros objetivos del primer año y seguiremos cumpliendo, año tras año, hasta que terminemos".  

Aprobado por las autoridades sanitarias en la Agencia de Protección Ambiental y el Departamento de Salud Pública y Medio Ambiente de Colorado en diciembre de 2019, el programa se lanzó el 1° de enero de 2020. Para más información acerca del programa y para ver el mapa interactivo que identifica las propiedades que están en riesgo, visite denverwater.org/Lead